Chile es un país con una extraordinaria diversidad natural para la actividad geotérmica. Los amantes de las aguas termales tienen aquí un verdadero paraíso, ya que se encuentran tanto a lo largo de la costa del Pacífico como en las altas llanuras o en los bosques del interior. Te llevamos hoy precisamente de ruta por algunas de las mejores aguas termales del país.

Termas de Polloquere

Al norte del país se hallan las Termas de Chusmiza, a unos 160 kilómetros de Iquique en la región de Tarapacá. Unas aguas termales a más de tres mil metros sobre el nivel del mar con las que también se hace agua mineral embotellada. En esta zona también tienes las Termas de Polloquere, más concretamente en el Salar de Surire. Un paisaje único con ñandúes, flamencos y vicuñas en los alrededores. Sus aguas termales están a unos 66 grados centígrados.

Las corrientes subterráneas del Desierto de Atacama formaron las Termas de Puritama, ideales para combatir el estrés y las enfermedades reumáticas. Situadas 30 kilómetros al norte de San Pedro de Atacama, las piscinas se encuentran enclavadas entre montañas y sus aguas se sitúan en torno a los 25-35 grados centígrados. Las instalaciones disponen de baños, vestuarios y pasarelas de madera.

Aproximadamente a dos horas en coche de Santiago, en las estribaciones de los Andes, tenemos las Termas de Jahuel, una de las más antiguas del país. Sus aguas se hicieron famosas en el siglo XIX, cuando Charles Darwin las mencionó en su diario de viaje de 1834. En la actualidad cuenta con alojamiento y spa para pernoctar y disfrutar más relajadamente de todas sus instalaciones y servicios.

En el Cajón del Maipo, a 3.500 metros sobre el nivel del mar, se hallan los Baños Colina. Sus aguas llegan a alcanzar los 70 grados centígrados y las piscinas forman terrazas al aire libre para disfrutar de baños terapéuticos y relajantes.

Termas de Chillan

SUR DE CHILE

Ya en el sur de Chile, podemos empezar la ruta con las Termas de Chillán. Están situadas en la Cordillera de los Andes, en la región del Bio Bio y a 80 kilómetros de Chillán. Sus aguas se calientan gracias a la acción del Volcán Chillán, un espacio termal de los más visitados de Chile, ya que también se trata de un centro de esquí. Además, el paisaje circundante, con sus hermosas colinas cubiertas de nieve, invitan al placer y el relax.

A 120 kilómetros de Temuco están las Termas de Malalcahuello, el lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza, entre bosques de araucarias y ríos de aguas claras. También en la misma región se encuentran las Termas de Huife, ubicadas a lo largo del poderoso río Liucura. En este complejo, lo más tradicional es saltar del calor de las aguas termales a las más frías del propio río. Muy cerca están las Termas de Coñaripe, a orillas del Lago Pellaifa y con aguas a 80 grados centígrados.

La Reserva Biológica Huilo Huilo, inmersa en los bosques nativos de la Región de Los Ríos, ofrece una maravillosa experiencia de conexión con la naturaleza. Cuenta con dos casas de campo y una gran variedad de terapias de relajación con aguas termales. Y, por último, en la frontera entre las regiones de La Araucanía y Los Lagos, se encuentran las Termas Geométricas. Estas aguas termales forman parte del Parque Nacional Villarica.

Artículos de interés:

Foto 1 Vía Turismo Puerta Norte

Foto 2 Vía Viator

Etiquetas: , ,